Gastronomía del interior de la provincia de Alicante

Paella al fuego de leña

En estos días invernales de mucho frío, en todas las casas de Alicante se disfruta de una gastronomía típica de invierno: arroces, calderos, pucheros y dulces que nos ayudan a combatir las bajas temperaturas y que son todo un patrimonio cultural.

Hoy queremos invitarte a conocer los platos típicos de los pueblos del interior, sus productos y su tradición. Lugares como Castalla, Alcoy, Jijona y muchos otros donde nunca falta la buena comida en la mesa. Y no, no sólo estamos hablando de arroz. Hay mucha más variedad en la gastronomía alicantina.

Un buen guiso alicantino

Los guisos a base de pollo, conejo, perdiz, codorniz y otras carnes son muy comunes en las comarcas del interior. Si viajas a la capital de la Costa Blanca y quieres hacer turismo gastronómico, no puedes perderte la ‘olla con pelota’, que sirven a diario en la mayoría de restaurantes. Es un caldo riquísimo que se acompaña con una pelota de carne y que te ayudará a hacer frente al frío.

Si puedes recorrer las poblaciones interiores, otro cocido que debes probar es la’ olla de Jijona’, que se realiza con fasiuras, que son grandes pelotas de carne con pan.  En Castalla son sus gazpachos los que te dejarán asombrado. Se realizan con distintas carnes, hierbas como la prebella y setas, y se sirven sobre una gran torta de pan que toda la mesa comparte. ¡Aquí hay que meter la cuchara si no quieres quedarte sin nada!

Si prefieres los guisos de arroz, en la preciosa Alcoy, una localidad de montaña famosa por sus fiestas de Moros y Cristianos, podrás degustar su particular ‘olleta’. Se hace con alubias, pencas, carne de cerdo y morcilla.

También podrás encontrar un producto muy típico de esta zona: los embutidos. Morcillas blancas o negras, sobrasada (la de Tárbena es espectacular) o los picantes que gustan tanto en Villena y Pinoso.

Postres típicos de Alicante

tona_alicanteSi estás en la ciudad o tienes pensado venir pronto, vas a descubrir que Alacant es una tierra con una tradición repostera fascinante. El dulce típico es, como no, el turrón. Y no es un postre reservado sólo para la Navidad: puedes encontrarlo durante todo el año, de elaboración artesanal, con muchas variedades y sabores. Y si quieres conocer la cuna del turrón, Jijona, tienes un fantástico museo que visitar y las históricas fábricas turroneras también organizan visitas guiadas.

Pero te sorprenderá saber que la provincia tiene también una larga tradición chocolatera, con sede principalmente en Villajoyosa, donde se produce una de las marcas de chocolate más reconocidas y de mayor calidad de España.

Desde el ‘torrat’ y las ‘orelletes’ (un dulce con forma de oreja), hasta los rollos de anís, las ‘almojábanas’, la ‘coca boba’, el pan de higo, los pasteles de boniato o de gloria (que mezclan el mazapán y yema), hasta los helados, de los que Alicante tiene una de sus mayores industrias del país. Para desayunar o merendar te recomendamos la ‘toña’, que es un pan dulce aromatizado con zumo de limón y que se suele comer con una buena onza de chocolate.

Y por supuesto… el arroz

Fueron los romanos y su Imperio los que trajeron a tierras valencianas y alicantinas este cereal tan apreciado, y los musulmanes de Al-Ándalus los que implantaron su cultivo y producción de manera profesional. ¡Cómo no iba a ser nuestro producto estrella!

En todas las ciudades y pueblos del interior se cocinan paellas increíbles, tanto de carne como de pescado, aunque estas últimas son más típicas de las poblaciones costeras de la provincia. Se hacen de carne y verduras, ‘senyoret’ (con sepia y pescado), de marisco y muchas otras variantes.

Acompáñalo todo con un buen vino D.O. Alicante y disfruta de una experiencia única. Desde BeAlicante te recomendamos que no dejes de probar ninguno de los platos típicos de Alacant. La comida es la excusa perfecta para hacer turismo y conocer lugares con encanto y su cultura gastronómica.

Deja un comentario