Historia de la mona y los huevos de Pascua

huevos de pascua de semana santa

La  Semana Santa es una celebración llena de tradición en todo el mundo. Sobre todo, en lo referente a la gastronomía. En España pasamos el año esperando para comernos la ‘Mona de Pascua’ y en Reino Unido los protagonistas son los ‘Huevos’. Son dos dulces típicos de estas fechas que tienen un sabor espectacular y mucha, pero que mucha historia.

La ‘Mona de Pascua’ es una especie de bollo hecho con harina, levadura, aceite, azúcar y ralladura de naranja y limón. Se le coloca un huevo cocido justo en el centro y se come principalmente en la merienda. El huevo no es sólo para comer, sino que se debe hacer algo muy importante con él. ¡Explotarlo en la frente de un familiar o amigo! Esto dará buena suerte tanto al que da el golpe, como al que lo recibe. Este plato proviene de la época musulmana y es un dulce que los moriscos regalaban a sus señores. Según los historiadores, la palabra ‘mona’ proviene del árabe ‘munna’, que significa “provisión de la boca”.

mona de pascuaEs una confitura típica sobre todo de los pueblos del Mediterráneo, aunque se degusta también en el resto de España. Es tradición que los padrinos regalen la mona a sus ahijados el Domingo de Pascua y que las familias y amigos se reúnan en el campo para pasar el día. Las hay con formas de animales, como conejos o serpientes, y los niños las prefieren siempre con el huevo de chocolate. ¡Y muchos adultos también!

¡A la caza de los huevos de Pascua!

Hablando del huevo: este alimento nos lleva un poco más al norte de España, concretamente a Reino Unido. Porque estos alimentos ovalados y tan deliciosos son los grandes protagonistas de la Semana Santa en los países británicos. Los ‘Easter Eggs’ suelen ser de chocolate y están decorados. Tienen bonitos dibujos, formas y colores primaverales y se regalan a los seres queridos. Esta costumbre se remonta a la época de Mesopotamia, y se extendió por Rusia y Siberia. Más tarde, llegó al norte de Europa. Eran un alimento muy escaso en la época invernal. Por eso, para celebrar la llegada de la primavera y el fin de la escasez, se hacían estas decoraciones.

En otras épocas, se decoraban los huevos de las gallinas o piezas de porcelana, pero hoy en día se usa principalmente el chocolate. ¡Son una delicia! Los niños pasan días enteros pintando sus piezas y preparándose para la Semana Santa.

Eso sí, para poder disfrutar de tus huevos de Pascua, primero debes encontrarlos. La ‘Egg Hunt’, como se conoce en inglés, es un juego muy arraigado en el que se esconden estos regalos por toda la casa y los más pequeños deben encontrarlos. El que más huevos logre recolectar tiene un premio asegurado.

Estos dulces de Semana Santa son la parte más golosa y divertida de las vacaciones. Si durante Semana Santa estás alojado en Be Alicante, podrás disfrutar de la mona de Pascua en prácticamente todas las panaderías de Alicante. Te recomendamos que no dejes pasar la oportunidad de probarla.

 

 

 

Deja un comentario