Guía de las mejores iglesias de Alicante
basílica de santa maría de ALicante
Guía de las mejores iglesias de Alicante

Alicante cuenta con un patrimonio cultural y arquitectónico de primer nivel. Además del imponente Castillo de Santa Bárbara, de sus museos y avenidas históricas, la capital de la Costa Blanca acoge una amplia variedad de edificios religiosos de una gran belleza y que tienen una maravillosa historia que contar. Esta es la guía definitiva de las mejores iglesias de Alicante. No dejes de visitar ninguna, porque los diferentes estilos arquitectónicos y de diseño te van a enamorar.

  • Basílica de Santa María

Justo al lado de la sede de Be Alicante -en el Hostal La Milagrosa- encontrarás una de las mejores iglesias de Alicante, la más antigua de la ciudad, y una de las mejor conservadas. La Basílica de Santa María se construyó entre los siglos XIV y XVI sobre los restos de la antigua mezquita mayor, que se edificó durante la época musulmana. El edificio es de estilo gótico, con una fachada barroca que se construyó en el siglo XV, cuando un incendio casi destruyó la iglesia. En su interior tiene detalles artísticos que no pasan desapercibidos, como el altar mayor dorado de estilo rococó (del siglo XIII) y la pila bautismal, que es de mármol blanco y está atribuida a la escuela del genio Miguel Ángel. Además, la basílica acoge una preciosa imagen gótica en piedra que representa a Santa María. La Basílica está ubicada en la Plaza de Santa María, y se puede visitar de lunes a domingo, de 10 a 13 horas, y de 18 a 19.30 horas.

  • Monasterio de la Santa Faz

Para visitar el Monasterio de la Santa Faz es necesario coger el autobús, ya que no se encuentra el centro de Alicante. Pero el esfuerzo merece la pena. Es el edificio religioso más querido por los alicantinos, y cada año acoge una de las peregrinaciones más multitudinarias del país, que se inicia en la céntrica Concatedral de San Nicolás. El Monasterio tiene un estilo barroco y en él se guarda una reliquia que llegó a la ciudd en el siglo XV desde el Vaticano. Según la tradición popular, se trata del lienzo con el la Verónica secó el rostro ensangrentado de Jesús de camino al Calvario.
Y un dato curioso: en el interior del templo están enterrados el compositor Óscar Esplá y el genial artista Eusebio Sempere. El Monasterio de la Santa Faz se puede visitar todos los días de la semana, de 9 a 13 horas, y de 17 a 20 horas, excepto los domingos por la tarde, que permanece cerrado. En el centro de Alicante, a sólo unos minutos de tus alijamientos en Be Alicante, podrás coger el autobús que te llevará hasta el templo (líneas 23, 38 y 23N).

  • Ermita de San Roque

Al sur del Parque de la Ereta, a las faldas del Castillo de Santa Bárbara, encontrarás otra de las mejores iglesias de Alicante y una más pequeñas, pero con mas encanto de Alicante: la ermita de San Roque. Data de 1559, cuando se encargó su construcción en medio de un grave brote de peste que asolaba la ciudad. Fue reconstruida en 1869 con una planta basilical y ábside poligonal, aunque en el interior se conservan aún los restos de la primitiva iglesia del XVI. En su altar mayor cabe destacar el “Cristo de los Gitanos”,una obra de gran belleza. Se ubica en la Calle San Roque, 15.

  • Convento de las Monjas de la Sangre

En pleno centro histórico de Alicante, en el barrio de la Villa Vieja, se ubica el convento de las Monjas de la Sangre, otro de los edificios más históricos de la ciudad. Se empezó a construir en el siglo XVII, y acoge una de las imágenes religiosas más bonitas que se pueden contemplar: La Marinera. Es la figura más antigua de las que participan en la Semana Santa alicantina, y data del siglo XVI. Aunque el convento está inacabado, se puede visitar la capilla cada día de la semana, a las 18 horas, cuando se abre para el rezo.

Leave a Reply