Ruta de los castillos de Alicante

Castillo de Santa Barbara de Alicante desde el parque de la Ereta

Una de las cosas que más te impactará cuando visites la provincia de Alicante es la cantidad de castillos, muy bien conservados, que hay a lo largo de su orografía. Son un total de 230 fortalezas, entre la que destaca el Castillo de Santa Bárbara en la capital, imponente sobre el monte Benacantil, una preciosa ventana al Mar Mediterráneo. En esta ruta de los castillos de Alicante se resumen más de 1.500 años de historia, de cultura y de batallas épicas.

Castillo de Santa Barbara en Alicante

Cuando llegues a la capital de la Costa Blanca, no podrás apartar la mirada de la fortaleza que domina toda la ciudad. El Castillo de Santa Bárbara se ubica junto a la Playa del Postiguet, a orillas del mar Mediterráneo. Su origen se remonta a la época musulmana, en el siglo IX, y desde su atalaya se puede ver toda la ciudad. En el siglo XIII pasó a manos cristianas tras su conquista por parte de Alfonso de Castilla, el día 4 de Diciembre de 1248, el día de Santa Bárbara. Esta fecha le dio el nombre que a día de hoy aún conserva. Es de visita obligada si vienes a Alicante. La entrada es gratuita, y puedes subir en coche (el parking es gratuito), andando o tomando el ascensor en la avenida Jovellanos (la entrada cuesta unos 2 euros). Las vistas desde la torre principal te dejarán sin habla.

Castillo de Santa Bárbara en Alicante

Castillo de la Fortaleza de Santa Pola

Desde la capital, nos desplazamos hacia el sur para visitar este recinto construido en 1553. Es un claro ejemplo de la arquitectura militar renacentista del siglo XVI, y sirvió para defender la población de los ataques piratas de los Berberiscos. Actualmente acoge el Museo del Mar, una sala de exposiciones y una bonita capilla.

Castillo de la Fortaleza de Santa Pola

Castillo de Castalla

Hacia el interior de la provincia encontramos otra de las fortalezas mejor conservadas: el Castillo de Castalla. También es de origen musulmán, concretamente del siglo XI, y se conservan estructuras de la baja Edad Media y comienzos de la época moderna. Se puede visitar de viernes a domingo, y te recomendamos aprovechar para comer unos famosos gazpachos de Castalla en el pueblo. ¡Cultura y gastronomía juntas! Esta población es también ideal para hacer rutas de senderismo, ya que está rodeada de naturaleza.

Castillo de Castalla

 

Castillo de de la Atalaya de Villena

El Castillo de la Atalaya en Villena es una visita obligada si te apasiona la historia y la arquitectura. Su origen lo encontramos en el siglo XII, también en la etapa musulmana, y está tan bien conservado que está declarado como Bien de Interés Cultural. Fue el centro de operaciones del marquesado de Villena, cuyo Marqués plantó cara a los mismísimos Reyes Católicos. Aprovecha la visita a este municipios para ver también el Tesoro de Villena, un total de 60 piezas de oro de 23,5 quilates y de 3000 años de antigüedad, y que se ubica en el museo arqueológico de José María Soler. Puedes visitarlo de martes a domingo, consulta aquí el horario de visitas.

Castillo de Villena

 

Castillo de Biar

Esta fortaleza tiene una importancia especial porque está justo en la línea divisoria que separaba los reinos de Castilla y Aragón. El puerto de Biar fue declarado, en el año 119, como frontera entre ambos reinados, quedando Biar como parte de la corona de Aragón, mientras Villena pasó a pertenecer a Castilla. Como todos los recintos de la zona, el Castillo de Biar tiene origen musulmán, en el siglo XII, y está situado en un cerro rocoso justo en el centro del pueblo. Es impresionante verlo desde fuera, y mucho más desde dentro. Se puede visitar de miércoles a domingo. Consulta aquí los horarios.

Castillo de Biar

 

Castillo de Sax

A lo alto de una peña rocosa muy afilada, encontrarás el Castillo de Sax, de origen musulmán y que data del siglo XII. Junto a las fortalezas de Villena y Biar, formaba parte de la línea defensiva de fortificaciones de esta zona, el Vinalopó. Se puede visitar todos los días, con visitas guiadas los domingos. En Sax te recomendamos visitar también el casco histórico, que es de origen musulmán como el castillo, y la ermita de San Blas.

Castillo de Sax

 

Castillo de Petrer y casas-cueva de la muralla

En otra pequeña localidad del interior, Petrer, se ubica otra fortificación importante de la época musulmana. Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico de Interés Nacional en 1983. Lo peculiar de este castillo es que pueden visitarse también las viviendas que los habitantes del pueblo excavaron en la muralla de la fortaleza, a modo de cuevas. Aprovecha también para ver, en el pueblo, el Horno romano de Villa Petralia. Y es que Petrer conserva un gran patrimonio histórico que no puedes perderte. El castillo se puede ver de martes a domingo.

Castillo de Petrer

Palacio Fortaleza del Marqués de dos Aguas en Onil

Este palacio es de los más modernos de la zona. Se empezó a construir en el siglo XV y es de estilo gótico-renacestista. Te recomendamos ver, sobre todo, el claustro interior, que es muy bonito y se conserva realmente bien. Puedes visitarlo de martes a domingo, con visitas guiadas gratuitas.

Palacio Fortaleza del Marqués de dos Aguas en Onil

 

¿Te animas a recorrer esta ruta de los castillos de Alicante? Reserva ya tu alojamiento en Be Alicante y descubre las increíbles fortalezas que la Historia nos ha dejado como regalo.

Deja un comentario