Blog

Cambio de hora del 25 al 26 de marzo

¡Ya llega la Primavera! La noche del sábado 25 al domingo 26 de marzo habrá un cambio de hora que marcará el inicio de la estación primaveral. ¡No olvides poner a punto tu reloj! A las 02.00 horas de la madrugada serán las 03.00 horas. Toca dormir una hora menos, pero sin duda merece la pena.

Con el cambio de hora, amanecerá más tarde, pero tendremos una hora más de sol por la tarde. Esto significa que se van alargando los días, que el verano está al caer y que es hora de disfrutar de las actividades al aire libre.

Esta vuelta a las manillas del reloj se lleva a cabo en 70 países de todo el mundo. ¿Sabías que Japón es el único país industrializado que aún no realiza la modificación horaria? El primer lugar donde se instauró esta tradición es Alemania, y fue en 1916. El resto, adquirimos esta costumbre mucho más tarde, a partir de 1974.

Esta medida se implantó, principalmente, para ahorrar energía. Se calcula que el ahorro en iluminación ronda el 5%, lo que equivaldría a unos 300 millones de euros. Pero no sólo eso: también tiene efectos benefiosos para el turismo y la economía en general.

Si la noche del 25 al 26 de marzo estás en tu alojamiento de Be Alicante, no olvides cambiar tu despertador, ¡no vaya a ser que te llegues tarde a tu cita con la capital de la Costa Blanca!

 

cambio de hora de marzo horario de verano¿Cómo nos afecta el cambio de hora?

Con esta modificación del horario de verano, nuestro cuerpo puede verse afectado de distintas formas. La primera consecuencia es que, el día en que adelantamos los relojes, dormimos una hora menos. No es mucho, pero es posible que ese domingo nos levantemos con una extraña sensación de jetlag. Quizá aparezca un poco de mal humor y algo de fatiga, pero son efectos que se pasan rápido.

Los expertos recomiendan evitar dormir la siesta durante los días siguientes y hacer más ejercicio. Esto nos ayudará a relajarnos y a adaptarnos a los cambios. Así podremos dormir mejor por las noches e ir cambiando el ritmo de sueño.

Durante unas cuantas jornadas, el horario de las comidas también se verá modificado, hasta que logremos adaptarnos de nuevo. La sincronización no tarda mucho, pero hasta entonces, es mejor cuidar lo que comemos e intentar no cenar demasiado tarde. Los nutricionistas avisan de que es mejor evitar los dulces, las comidas pesadas y las bebidas estimulantes, como los cafés o los refrescos energéticos.

Pero, sin duda, desde Be Alicante creemos que la mejor forma de afrontar el cambio de hora es hacer una escapada de fin de semana a Alacant. Con la llegada de la primavera, la ciudad está más bonita que nunca. La temperatura ronda los 22 grados y las playas ya empiezan a llenarse gente. Es el momento perfecto. ¡Y adiós jetlag!

Abrir chat