Barrio de Santa Cruz: el corazón de Alicante
barrio de santa cruz en Alicante
Barrio de Santa Cruz: el corazón de Alicante

Alicante tiene muchos rincones de ensueño en los que perderse y dejarse envolver por el espíritu único de la ciudad. Y uno de los más conocidos es el Barrio de Santa Cruz. Esta zona se ubica justo a las faldas del Castillo de Santa Bárbara, muy cerca de tus alojamientos en Be Alicante. Es el barrio más característico de la capital de la Costa Blanca, un lugar que no puedes perderte cuando visites la ciudad.

Te enamorarás de sus calles estrechas, llenas de casitas bajas típicas mediterráneas en colores blanco y azul. Sube por sus empinadas cuestas y descubrirás el carácter de sus vecinos, que aman el barrio el barrio y lo cuidan con esmero. Fachadas de azulejos con diferentes motivos, balcones decorados con flores de todos los colores y tipos… Un recorrido que te llevará hacia la imponente fortaleza medieval de Santa Bárbarba.

Santa Cruz es un barrio lleno de alegría, de vida y de visitantes. Los turistas se mezclan con los vecinos, y son siempre bienvenidos. Es un lugar acogedor y de una belleza extraordinaria. A lo largo de tu recorrido por el barrio, encontrarás bares y restaurantes donde descansar y disfrutar de las típicas tapas y vinos alicantinos. Otro punto de interés dentro de la zona es la Ermita de Santa Cruz, que data del siglo XVIII. Este edificio religioso fue levantado sobre uno de los pocos restos que quedan de las viejas muralles medievales de la ciudad, concretamente sobre la Torre de la Ampolla. Desde esta ermita sale, cada año en Semana Santa, la procesión de Santa Cruz, la más famosa de todas las que se celebran en Alicante. El recorrido baja por las difíciles cuestas del barrio hasta el centro de la ciudad, un espectáculo que no debes perderte si visitas Alicante esos días.

Más arriba de la ermita, encontrarás el Parque de la Ereta, uno de los más queridos por los alicantinos. Y si te apasiona la fotografía, debes saber que el barrio de Santa Cruz tiene las mejores vistas de toda la población. Cuando llegues a lo alto de sus calles, te recomendamos parar en sus miradores -el más bonito es el que está justo en la Ermita-. Desde allí, podrás observar todo Alicante, sus barrios, la costa, y hasta la Isla de Tabarca en días de marea baja. Lleva tu cámara contigo porque no querrás dejar escapar ni uno sólo de los detalles que te ofrece el barrio.

El Barrio de Santa Cruz tiene una personalidad única, que es muy difícil de encontrar en capitales tan grandes y visitadas como Alicante. Es un oasis de tradición y cultura en medio de la vida urbana. Además de la Semana Santa, los vecinos de Santa Cruz celebran unas fiestas muy especiales, las Cruces de Mayo. La festividad tiene lugar los días 1,2 y 3 de mayo, y en ella sus habitantes desfilan por las calles con cruces llenas de flores que ellos mismos confeccionan. Si en estas fechas vas a visitar la ciudad, no puedes dejar de subir a Santa Cruz y disfrutar de este espectáculo.

Te aconsejamos, eso sí, que cuando visites este barrio lleves un calzado y ropa cómodas, y listo para pasear y subir escaleras. Merece la pena, porque lugares como Santa Cruz no se ven todos los días. Pregúntanos en recepción y te explicaremos cómo llegar y qué ver en el Barrio de Santa Cruz.

Leave a Reply